equilibrista

Los primeros pacientes ya tienen nombre, apellidos, un número de historia, una planta, habitación y cama.
Me he disuelto en epígrafes, maremágnum de pruebas y papeleo. A veces, lo más preciso es hablar con el radiólogo personalmente, a veces, hablar con la familia, y hay veces que hasta hablamos con el paciente... Pero no quiero ser injusta. Miramos a los ojos, y nos dirijimos con cariño, apretamos con confianza la mano y transmitimos un tono de serenidad, de descafeinada esperanza por cortesía.
El lunes preguntaré por quienes me han absorbido en apenas 10 horas de trabajo. Podría ser mi padre, mi madre, o nuevamente mi padre... Yo no he hecho nada, sólo escuchar. Y algo de pensar.
Soy médico, y sigo buscando el equilibrio, y ahora sí, entre el beneficio y la yatrogenia.

sábado, 14 de mayo de 2011 a las 12:28 a. m.

2 Comments to "equilibrista"

el jueves acompañé a mi madre al hospital a la revisión de una intervención. Junto al cirujano que la operó había una joven que no habló, pero escuchó, a mi madre y a cada explicación que le daba su "maestro". Y aunque no estrechó nuestras manos a la llegada ni a la despedida como hizo el doctor, lo suplió con su mirada y con su sonrisa

un beso paisana equilibrista

estamos tan ansiosos los resis/estudiantes por que nos dejen hacer algo, que nos comemos con amabilidad al paciente a la primera que nos mira... absorbemos todo, y quisiéramos rebotar empatía...
Espero que tu mami bien ;) besos, paisana...
pd. hoy me dí cuenta de que estoy lejos de Córdoba... me esperé a ver el tiempo en andalucía cuando lo echaban en la tele... No me basta con saber el de mi presente.