goooooooooooooolll

martes, 29 de junio de 2010 a las 11:09 p. m. , 0 Comments

de los que empiezan de "0" (post it VI)

Antes de nada, mucho antes de todo, doné sangre.
Quería comenzar aquella etapa lo más limpia posible, filtrar al máximo mi esencia para empezar de “0”, eliminar todo lo anterior, hacerme de nuevo.
Y en esos minutos de no mirar la aguja que se llevaba un 10% de mí, concentraba en mi mente todos los malos recuerdos, y los enviaba hacia esa vena mediana cubital, destino de cada hematíe que había sentido ilusión y respirado el oxígeno del amor, de cada leucocito inflamado de deseo, y plaquetas ansiosas por pegarse unas a otras.
El enfermero me dio las gracias y yo se las dí a él, y mentalmente continué diciendo: por llevarte mis oxidantes ilusiones.
Al salir del CRTS, miré el bocadillo de jamón como si fuera el billete de viaje hacia un lugar nuevo.

a las 11:42 a. m. , 0 Comments

el entierro (post it V)

La comitiva funeraria pasaba como una sombra negra de silencio. Todo, la vida y también la muerte, Todo pasaba bajo mi balcón. Yo, de igual manera, debía seguir predicada a mis letras subrayadas y continuar el estudio.
Exhalé lo que surgió por inspiración, y la inspiración misma la coloqué como brazalete negro de mi condolencia, no con el muerto de aquella mañana, sino por todas las palabras que aborto, que a veces ni pienso, y otras asesino tirándolas arrugadas a la papelera.
Y es que… el estudio es un teratógeno de primer nivel. Sólo me salen monstruos.

a las 11:38 a. m. , 0 Comments

ese rato tonto de cada día (post it IV)

Muchos de estos días de corazón tranquilo, tengo un rato tonto pensando en lo que me altera… tú, o todas las versiones posibles de ti en cada detalle que me recuerdas. Y es curioso, que no confiaba en que llegara por fin este día, que se mezcla con todos los demás por tu silencio.
¿Te lo puedes creer?
No, no digas nada. Dímelo de pensamiento, sin sentimientos, sin palabras ni mayores atrevimientos.
Echo de menos que no uses tus artes para romper la calma que tantas veces te pedí. Ahora te callas. Y yo ando sorda sin tu rumor. Extraño las chinches que me mandabas para no poder dormir. Te sentía sonreír kilómetros allá, por escucharme dar vueltas por ti.

a las 11:33 a. m. , 0 Comments

Insípido (post it III)

Que… ¿qué quiero decir con insípido? Ese día en que lo más emocionante es que me dio por comprobar si mi cuerpo podía ingerir líquido mientras lo perdía (un momento de lo más memorable, tipo paja mental de Médem). Y así, en ese filtro de mi polidipsia, todo quedaba insípido, lavado y sin sabor en mi interior. Todo lo que entraba, salía. Eso es un día insípido. 

a las 11:26 a. m. , 0 Comments

de ausencias (post it II)















El viento del que no me protegías, me rozaba, y yo le ponía el adverbio que me apetecía.
Me daba el sol que no me robabas con tu cuerpo de pie, y tampoco me espantaste las moscas.
Estornudé y no tuve que girarme.

… No estabas, pero tampoco te extrañé.


lunes, 28 de junio de 2010 a las 5:48 p. m. , 0 Comments

de sueños y despertares (post it I)

[verídico] Como de venir de una ensoñación dulce, Michael Bublé me transportaba a mis pensamientos más románticos, en la cama y con los torsos descubiertos, yo me declaraba por susurros, casi de boca a boca, con la tenue luz que pueda haber en una noche clara, entre las chispas de ojos amantes… y justo así, todavía en minúscula y sin puntos y seguidos, apenas suspensivos, en ese embelesamiento, acabó bublé, y el aleatorio me despertó (castigó) con esto: 


a las 5:27 p. m. , 0 Comments

Mejor

La explosión se ha quedado en un liviano gemido de cansancio, porque los suspiros son otra cosa; ni es bufido de disconformidad, ni un gruñido para ahuyentar. Ha sido como disfrutar la horizontalidad extrema, no sólo la de la cama, sino hasta rodar por un EEG de lo más plano, sin alteraciones hemodinámicas, con un registro cardiográfico sin apenas ondas… hibernando en un verano ya estacionado.
Escribí, sí, a pesar del silencio. Por puro desfogue. Lloré sin emitir sonido, sin exhalar ni un poco del aliento de la desesperanza, porque ésa me la quedé sólo para mí. Fumé, para poder toser y así hacer ruido, para echar algo al exterior, para soltar lágrimas irritadas de quien no sabe fumar.
Ahora no importa la cronología de dos meses de decadencia espiritual. Me perdí. Eso es todo, sin esculcar en las fases. Me perdí. Y ella no estaba allí. No es circunstancial. Es que nunca estuvo. Los fantasmas son así de abstractos y evasivos, no hay por dónde cogerlos.
Inventé fotos, frases, genialidades de la locura, anécdotas épicas para mi vuelta. Pero la explosión ha sonado a bluff.
La música suena mejor.


a las 2:03 p. m. , 0 Comments


Me inventé lo de olvidarte.
Lo argumenté con lógica aplastante.
Todo encaja, como un juego de montaje.

Te olvido en el curso de pensarte.

Y mientras todo cursa como sugerí,
yo sigo con una rima asonante,
que no va a ninguna parte.
Y mientras sugerí,
tu boca no me rebate.
Esto no es para probarte,
pero sueño con que…
con que alces tu voz ante
mis razones, dilo :
- je ne suis pas de
[Dilo, sonará igual en français.
Debe sonar igual en inglés…
Palabras que rellenan la frase. ] Cobarde.
Que te inventes un recuerdo
para meterlo en mi olvido impuesto,
y que me den ganas de hacerlo presente.
Pero no me des motivos con tu silencio,
para pensar que andaba en lo cierto.
No ves lo que te estoy pidiendo,
… nunca te enteras de nada…
que quiero convertirte en sujeto
para amarrar mis verbos,
y darle sentido a mis versos.

Cuestión de tiempo.
Hasta lo de inventarme
que no te pienso.
Pero me olvidaré de inventarte.

domingo, 20 de junio de 2010 a las 5:13 p. m. , 4 Comments

atardecer entre escombros

El planeta nos devuelve con estos atardeceres todo lo que le estamos haciendo. 
Hablan de la misericordia de dios, mientras ignoran un ser aun más superior. 

miércoles, 16 de junio de 2010 a las 11:21 a. m. , 0 Comments

Delafé y las flores azules - Río por no llorar


Vuelvo con música, pero sin letras. Y como decía Gaingsbourg (padre), je suis venu te dire que je m'en vais. Pero dije hasta el cuarenta de mayo, y hoy es cuarenta y uno. Sólo para decir que hoy río, por no llorar. Me encanta el tema, son esas pequeñas cosas que no desaparecen ni en los peores momentos. Muy buen disco el que esta gente han editado. Cuando acabe la agonía, ya podré hablar. Ahora sólo me abastezco de música, redbull y la compañía peluda de mi perra. 
...¡dale sentido a mi existencia!


viernes, 11 de junio de 2010 a las 2:05 p. m. , 0 Comments