X, Y, Z: coordenadas de la actualidad

X, Y, Z
Ésas son las coordenadas en las que se dibuja la actualidad.
Un Felipe González que mueve una ficha de rendición, insólita debilidad, remordimientos iluminados en una España que no entiende de LoSiento. Un señor X a punto de destapar su incógnita, de resolver el misterio, de dar alas a los hipócritas que no habrían dudado en volarle la tapa de los sesos a los que tanto daño nos han hecho. Pero dentro de todo, hay que ser políticamente correcto. No es lo mismo matar, sin ni siquiera juzgar, a unos españoles y cerca de casa; que mandar las tropas allá a donde no importe la lejanía y el temblor con que se apunta a través de la mira, allá donde no nos salpique la sangre también inocente.
Y, i griega… banalidades del lenguaje, debates sin fundamento, escalas, dicotomías del bien o el mal, falta de ortografía, falta de sensatez, viejarrucos que demandan un poco de atención a su autoridad en la lexicomanía, perdón, lexicología. Órdenes alfabéticos que no respetan el azar, guerras por poner un titular que reste importancia a la Realidad. Vigilen la M antes de P, que la Miseria y Pobreza ya se conjugan alternándose como sinónimos de muchas personas.
Zeta de un presidente, un gobierno, un proyecto que no ha podido ser. PseudoZapaterismo, ya se revirtió el ZP por el PZ. Se le han ido los grandes temas de la izquierda, y a saber cuándo volveremos a tener una oportunidad para profundizar en el progresismo español. Sahara es un volcán incómodo, latente y abrupto en sus explosiones a la actualidad. El mundo el campo. Una verdadera apuesta por difundir la información como educación. Laicismo descafeinado. Un Yes-We-Can pasado por la economía, estados gobernados por especuladores y agencias de tasación de la deuda…
Un ombliguito dibujado en X Y Z, y el resto del cuerpo pudriéndose en la miseria.
Sólo espero que el amor me siga anestesiando durante mucho tiempo más.

martes, 9 de noviembre de 2010 a las 11:14 a. m.

4 Comments to "X, Y, Z: coordenadas de la actualidad"

Has trazados unas coordenadas que rezuman pesimismo. Debatirlas no puedo, ya que más o menos, veo el panorama tal como tú, por no decir más oscuro.

La hipocresía nos sobrevuela y tira a matar, a matar ideas y convencimientos.

Saludos

La sensatez o sentido común han perdido la batalla por ahora, y no es tan común como individual... Prevalecen intereses frívolos sobre los huecos que la roña ha comido a la dignidad.
Sólo queda pensar que hay mucho por hacer, que pasito a pasito, nos concienciaremos de las barbaridades que ahora tomamos por normalidad. Da igual que se diga pobre o "probe", está mal dicho desde el punto de vista de la dignidad.
Gracias por pasarte, Trini. Saludos

Un post que refleja la triste realidad, por desgracia parece que pasa desapercibida excepto para los/las que lo están pasando realmente mal. Es como si la vida ya no tuviera importancia. La superficialidad y la hipocresía nos invaden pero siempre debe existir la esperanza para equilibrar un poco.
Enhorabuena me ha encantado tu reflexión.
Saludos

El hecho de sentirnos insatisfechos nos hace hervir la sangre, y eso, al menos, nos permite no quedarnos dormidos ante lo que ocurre. Los sonámbulos que sintetizan como correcto todo lo parido desde los cuatro poderes seguirán con un metabolismo enlentecido. Vivirán más, quizás, pero sentirán menos.
Un saludo Chari.