Desentumecimiento Temporal

La tarde está llovida, los niños en bañador se postran tras las ventanas sin saber qué hacer, las piscinas se puntean probando un agua que no conoce más sustancias que las del cielo; el agua prueba eso de la caída libre, desentumeciendo perezosas nubes traídas a regañadientes hacia la campiña, un rebaño que tras dos estaciones ha olvidado lo que era estrujarse y viajar acompasado, de nuevo a las órdenes del viento, y algún perro pastor, que desde la tierra, se escurre bajo el chambajo de del ganadero, que mira con ojos de niño el gris de un día estropeado. Pero hay algo que él piensa y lo diferencia del pequeño.
Que mañana seguirá el verano.

miércoles, 18 de agosto de 2010 a las 9:09 a. m.

0 Comments to "Desentumecimiento Temporal"