El Beso

¿Te hablé alguna vez de mis sueños?
Hace unos días apareciste en uno de ellos, me dabas la bienvenida a las orillas de una playa, yo llegaba a tu ciudad nadando, y me sugeriste que en lugar de dormir en la calle me buscara una pensión, todo un detalle por tu parte. El casero aceptó mis billetes mojados, y tú te rezagabas, que no querías irte, yo quizá no quería visitar ya nada más de aquella población anónima y te invité a pasar conmigo la noche. Me diste una nota arrancada de una libreta, donde definías lo que es un beso, lo que debe durar según su tipo, etc. Te insinué que no tenía ganas de leer, y entonces me lo explicaste en tu lengua…
Parece que no quedé satisfecha, porque esta noche soñé de nuevo. Ya no estabas tú, ni tu ciudad con playa y sin nombre. Me encontré con Carla y su guitarra. Carla Bruni. Me gustan los retos, y sólo en los sueños se pueden dar ciertas situaciones, deseadas o no previamente. Te va a sonar a topicazo, pero me dio su versión del beso, en francés e italiano. Creo que ya sabía que me derrite el francés. No se demoró, y poco después ya se iba, advirtiéndome que no se lo contara a nadie, que su marido no se podía enterar… y con la camiseta al revés.

jueves, 1 de julio de 2010 a las 10:23 a. m.

0 Comments to "El Beso"