Provocación

Esporádicamente acudes al juego
en que te dedicas a avivar las llamas
rozas mi punto débil, el deseo.
Trasteas entre mis instintos
hasta que encuentras el fuego.
Mala criatura, que lo apagas
justo cuando encendida tengo
la líbido, abierto el apetito
y ardiendo todo el cuerpo.

Pero está bien, de acuerdo,
juguemos a ver quién aguanta
sin explotar. Trato hecho.
No te me asustes, criatura,
que sólo “nos estamos conociendo”.

jueves, 10 de septiembre de 2009 a las 9:06 p. m.

0 Comments to "Provocación"