Amnesia




Cada día amanezco con la conciencia trastornada. Lo último con lo que me dejas es ese frasco, vacío cada mañana, que dicta No Beber. Lo demás pertenece a mi amnesia. Qué puedo contar de coherente. Me devuelves cada noche a mi cama, sin ropas, sin recuerdos, sin fotos, sin palabras escritas, sólo con la próxima cita tatuada en lo poco que me queda de lucidez. Quisiera que entonces sonara una de las muchas canciones que a lo largo del día me recordaron a ti, pero no importa. Se me olvida todo lo que quería decirte, ves mi cara de angustia por no recordar, te ríes y se me olvida hasta el nombre. Desconozco lo que hacemos en esa hora olvidada de la noche, entremezclada en la madrugada, ni lo que me haces decir. No busco luna en la que hallar tu reflejo, ni el lucero que más brilla para ponerle tu nombre, no persigo estrellas fugaces para pedirles deseos… sin darme cuenta, todo lo he encontrado en ti. No tengo la necesidad de flanquear corazones con nuestras iniciales, de ponerle fecha a algo eterno. Anulas mi cursilería, simplificas todo lo que siento, concentras en pocas líneas el boceto de este sentimiento que está naciendo.


martes, 4 de agosto de 2009 a las 12:24 p. m.

0 Comments to "Amnesia"