Morriña

James Taylor es realmente deprimente. Este hombre es el ideal para hacer llorar cuando no salen las lágrimas, cuando uno se siente tan bloqueado por la situación, cuando hay que llorar para desahogar, para poder seguir sintiendo, para continuar el camino. Es esa música que emborracha de melancolía (gracias por tu licor, Sabina), que da morriña (la morriña gallega, ésa que da nostalgia por lo pasado, y por la tierra que añoras; y morriña como la de que hablamos en casa, ésa que da sueño, ésa que da nombre a la sobremesa) y te entran unas ganas de comerte el guisado de mamá, de verle sus arrugas, sus canas, su expresión siempre reprobatoria, siempre tierna, siempre de ambivalencia; de comprobar que no hay nada tan eficaz como la agilidad de una madre para quitar mierda y dar de comer, mi abuela hablaba de un jarrillo de lata, algunos dichos de navaja suiza o navaja chica, yo digo que nadie es tan apañao como mi madre. Es eficacia, es la máxima del coste/beneficio, es….
Ganas de ver el perdón más puro, el verdadero, un perdón que borra la falta con la misma facilidad con que se limpia con una bayeta, su bayeta. Es esa persona que sí se merece el adjetivo Valiente, porque sólo ella, la madre, tiene esa virtud, los demás sólo somos aprendices de un concepto que nos queda por cultivar, largo y tendido.
Siempre ando buscando esa persona con quien llegar a un punto de conexión místico, con quien tener coincidencias, con quien querer tener casualidades, con quien descubrir, con quien asociar, con quien soñar, a quien siempre recordar; te seguiré buscando, siempre que no reconozca que esa persona la tengo más cerca de lo que quiero admitir.
Hoy, en el calendario del corte inglés, es el día del amor, y yo hago como puedo revolución, poniendo hoy el norte, con mi humilde brújula, en el amor más olvidado, y menos agradecido, menos valorado, ese amor que da apretujones que sonrojan, pero que tanto reconfortan…el que espero que alguien sienta por mí un día.

domingo, 2 de agosto de 2009 a las 11:39 a. m.

0 Comments to "Morriña"