Mi tierra

De cada viaje queda una experiencia y de la misma manera que he ido dejando huellas en los caminos, también quedan rastros en la piel, se recordarán nuevos sabores, el choque distinto del mar provocando otros sonidos, vientos que modulan los olores, y los paisajes y sus gentes se difuminan para dejar una única sensación heterogénea que necesita muchas frases para ser mal explicada.
Y a pesar de vivir la ida con ilusión, de disfrutar con los cinco sentidos del viaje, la vuelta a mi tierra balancea a su favor mi entusiasmo por regresar.

¿Qué es mi tierra? ¿Hasta dónde
se extienden sus límites?
Mi tierra es parte de esta Andalucía
que tanto quiero; es una provincia;
es mi pueblo; y es lo que
por mi balcón veo…
casa blanqueada, Campiña y Sierra Morena.
Escucho a quien quisiera
quedarse en el destino,
y escucho a mi alma,
que no habla por palabras,
sino que retumba con el picoteo
de los dedos de Vicente Amigo
por las cuerdas de la guitarra,
y el roce fino
de la cuerda de la orquesta;
y sin palabras
a mis absurdas preguntas
callan con respuestas:
-que no quisiera quedarme
en cualquier otro sitio,
porque en realidad no me he ido.

Añoro, comparo, recuerdo…
sus defectos que tanto estimo:
las palabras mal pronunciadas,
el calor plomizo,
el desconchón de la pared encalada,
las piedras del camino,
el incompetente al mando,
la fuga de la acequia
el rebaño estorbando,
el requiebro de lo incierto,
de lo que no puede ser previsto,
la oportunidad de equivocarse,
un mantel de cuadros
con un mancha de vino.

Y sus virtudes no me caben,
no encajan, y no nace la poesía,
se me resiste el poema,
y acabo comprendiendo
que quizás es por la soberbia mía
de querer reunir tanta belleza
en unas pocas líneas,
tanta…
que desborda los márgenes,
la rima secuestra a la armonía
y queda un puzzle de tachones,
paréntesis y flechas,
una caricatura mal hecha
de lo que es una silueta perfecta.
Termino por abandonar
esta imposible tarea,
cojo el boli y lo tiro
descargando en él la insatisfacción
de recrearme en palabras
de lo que sólo puede ser vivido.

martes, 4 de agosto de 2009 a las 12:15 p. m.

0 Comments to "Mi tierra"