No esperar nada

He escuchado hace poco una frase que me drogó el espíritu de sencillez, me liberó la mente de problemas, y se me quedó una media sonrisa que me acompaña todas las noches, justo antes de dormir, un momento antes de querer abandonar el mundo real por pesimismo.
Resuena de vez en cuando en mí, cuando uno es demasiado consciente de lo que es el mundo, la vida, los problemas del día a día, cuando a las tres de la tarde empieza a hablar la actualidad sobre las trastadas que cometen muchos, y ensuciando el expediente del ser humano.
Dejaré de lado si eso es reflejo de lo que pasa en el aquí y ahora, o si hay o no manipulación.
Para todos lo que, como yo, se sienten fuera de lugar, la felicidad quizás sea un poco de conocerse mucho a sí mismo, y no esperar nada de la vida.

lunes, 3 de agosto de 2009 a las 12:03 p. m.

0 Comments to "No esperar nada"