Aborto vs. Pobreza: 5-0

No me esperaba menos de Ellos. ¿Ellos? Sí, el sector conservador de la sociedad española, la derechona política, los cristianos católicos, señores integrantes de la iglesia (la de dios, jesús y el espíritu santo, todos juntos y a la vez), los del foro de la familia, y todos aquellos meapilas borjamaris asociados que forman parte de todos los grupos convocantes, de familias perfectas y pijas, pobres no, desde luego. Por supuesto, no faltaban los de la macabra banderita con el aguilucho, pero bueno, estos últimos lo único que buscan es la foto, así que ignorémosles, de todos modos, ya tenemos bastante con los bigotudos retirados de política.
Porque… ¿qué hay de los pobres? Los que fueran pobres tendrían el corazón partío… porque en esos mismos momentos estaba convocada otra manifestación, decía algo así como: Contra la pobreza, rebélate. Pero eso no interesa al clero, ni a la derecha, ni a los católicos, ni a las buenas familias. Este país, degradado, desintegrado por las nuevas corrientes, esas que consideran que cualquier cosa es una familia, este país lo que necesita un grupo sólido que luche por lo que realmente importa, es decir, que los progres no vayan campantes por ahí con sus políticas destructoras, que sepan que la gran mayoría de los españoles (recuerden que la iglesia representa el 94% de los españoles) no piensan como los sociatas (… entonces, ¿quién los han votado? Un complot, lo que yo diga), porque ninguna aberración es mayor que la del aborto, nada como estar contra el aborto para unir una nación, nada como el aborto para sacar a obispos, curas y demás personajes de la clerecía a la calle y que alcen sus voces al cielo, que toda España se entere por lo que lucha el clero, qué es lo que le interesa a los populares, y qué es la familia con el aborto legal.
Ninguna aberración mayor.
… ¿Y la pobreza?
Con pobreza, una familia se desestabiliza y no puede progresar, de hecho, puede romperse, o simplemente dejar de existir definitivamente. Pero con la pobreza, los ricos se hacen más ricos, los pijos más oseas, y los bigotudos más sonrientes.
Seamos francos (uys, qué fuerte me suena), ejem, sinceros: a nadie le agrada ver la pobreza, ni sus consecuencias (hambre, retraso, analfabetismo, no pueden vestirse de tommy hilfiger, horrible, vamos). Pero estos políticos de la oposición parecen obcecados en arrebatar el poder al gobierno actual, en hacerle la puñeta hasta en lo más frívolo, en abrigarse con los sectores más conservadores, en el todo por el todo, con tal de carcomer cuatro años de legislatura (oye, que están en todo su derecho, pero esto ya pasa del marrón oscuro) y hacerla insufrible.
Pero esto ya no va de política, es cuestión de prioridades, y a esto quería llegar. El día de ayer fue la comprobación de qué les importa a Ellos, qué les mueve a manifestarse, contra qué luchan, por qué intereses se esfuerzan. Sus prioridades. Y dicen representar la Moralidad, pues yo me carcajeo de su moralidad. Según Ellos, (vista su jerarquía de preocupaciones), la pobreza es un mal menor comparado con el aborto legal (recordemos que en las legislaturas bigotudas no se derogó la ley) y sin importarles la hipocresía del ahora sí/ahora no, se lanzan a clamar por el horroroso concepto de legalizar algo que independiza a la mujer. Pero Ellos nunca vieron bien que la mujer decidiera, que fuera dueña de sus actos, que su voluntad fuera escuchada y respaldada, y no prisionera de algo que puede detenerse, y que al fin y al cabo, es la mujer, y no el hombre, quien acarrea con todo lo relacionado con el embarazo y la crianza del bebé.
Mi posición formal ante el aborto es relativa, desconozco lo que haría en una situación así de “embarazosa”, pero me gustaría poder elegir. No sé qué es vida y qué no lo es. Pero lo veo tan controvertido que me cuesta creer que la iglesia lo tenga tan claro, otro dogma más de sus doctrinas. Lo que es Vida o No vida está separado por una delgada línea discontinua en algún punto entre la vida y lo inerte, ese punto es muy discutible y por nadie demostrado moralmente. Que la iglesia se alce con la verdad absoluta respecto a ese punto, sin cuestionarlo, demuestra lo ignorante que es, pues… la duda siempre ha sido un signo de inteligencia.
Quisiera desmitificar los motivos que les mueven a Ellos a abanderarse con la verdad. El aborto legal no se valora en cualquier situación, sino en 3 supuestos (terapéutico, eugenésico y ético) [y repito, estos criterios ya estaban vigentes durante los años de gobierno popular, y no las modificaron, parece que ahora sí ha llegado el momento…]. Y éste se haría dentro de unas condiciones sanitarias adecuadas para que la mujer no sufriera riesgos. Pecan de demagogos al enfrentar la vida y el aborto. Pero ya sabemos que sus guionistas llevan sotanas por algo. De todos modos, considero que la ley no me gusta del todo, no estoy de acuerdo con que una chica de 16 años aborte sin informar a sus padres, mi opinión es que debería informar, aunque su decisión final sea la que prime. Ése punto, junto a que la píldora postcoital se venda sin ningún tipo de prescripción médica ni consejo, y que todo se reduzca a un prospecto que la chica no va a leer; son los detalles que menos me gustan. A pesar de eso, considero excesiva y desproporcionada la actitud de Ellos. Y lo que más me enciende es cómo han conseguido ensombrecer la manifestación contra la pobreza. Sin embargo, termino como empecé, no me esperaba menos de Ellos.


NOTA: ehmmm he visto que la mani contra la pobreza fue el día de antes que la del aborto. Pero bueno, no quería borrar la entrada, porque en el fondo sigo manteniendo lo mismo, nada de publicidad a la de Contra la Pobreza, y mucha expectación mediática con la del aborto. Ningún apoyo contra la pobreza. Mismas prioridades.

lunes, 19 de octubre de 2009 a las 12:47 p. m.

0 Comments to "Aborto vs. Pobreza: 5-0"