Cicatrices

Si meditáramos por un momento todo lo que implica limpiarse de un amor pasado, de una historia… Si lo pensáramos, no nos embarcaríamos de nuevo. Y sin embargo, cuando llega, todo se obvia, se olvida, y se exponen nuevas ilusiones, recién pulidas, brillantes, tanto que la luz rebota y destellan. Nuestra mejor sonrisa, la mejor camisa, horas y horas arreglándonos, y las otras horas, divagando. Cada minuto de compañía dan para muchos análisis, un poco de realidad y toneladas de fantasía.
Pero… ¿por qué escribir esto? Si yo quería hablar de cicatrices, de odios, desamores, despechos y rencores, reproches y maldiciones. Dolor.
Será que ya apenas me duele, me dueles, me duelen. Siempre he pensado que lo negativo da para mucho más que lo positivo, en cuanto a género prolífico. El dolor tiene mil maneras de ser: descrito, asumido, contraatacado y vivido... Sin embargo, la felicidad y el placer sólo una forma de ser, la vivida. El dolor es sentido, y pensado. Pero de la felicidad sólo nos acordamos cuando la hemos perdido, porque mientras sólo es disfrutada.


Pensé estas palabras, al tropezarme la barbaridad que hicieron con el árbol. La corteza del eucalipto convertida en el principio y fin de una historia de un amor. Guardaría durante un tiempo el secreto, dos iniciales, columnas ambas de una fecha, data que ya no se vería rodeada de corazones. Cruel manera la de empezar y terminar algo tan bonito.
Ver el tronco destrozado me llevaba inevitablemente a imaginar el momento de tal arrebato. ¿Te lo imaginas tú? Sus manos afanándose con la navaja contra el pobre árbol, como si acuchillaran las carnes que una vez amó, como si se arrancara el propio sentimiento de su corazón; con una fuerza que sólo proporciona la locura… o el odio; manos blancas por la contracción, sin sangre… sin respiración.
El desamor tiene eso de violento, cuando se ama mucho (o cuando no se tiene el menor respeto por la naturaleza… naturalmente). Es una guerra perdida, pero que no escatima en batallas, las del día a día.
No hay consuelo, ni experiencias previas que valgan, ni mucho menos consejos, ni piedras anteriormente tropezadas.

martes, 27 de octubre de 2009 a las 11:30 a. m.

0 Comments to "Cicatrices"